Ante el diálogo que busca el PRI nacional con la Federación, Riquelme llama a hacer contrapeso

Gobernador de Coahuila revira a Alejandro Moreno por decir que aceptaría diálogo con AMLO

Luego de que el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, informara que acepta un diálogo con el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, y el Gobierno federal, el mandatario estatal de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme, le reviró.

«No puede generalizar; los diputados del PRI en Coahuila que obtuvieron la mayoría responderán a los coahuilenses. Debemos entender que salió la sociedad a votar para obtener un verdadero contrapeso en la Cámara Baja, y esa confianza que depositaron en las urnas miles de ciudadanos que votaron por el PRI en esta entidad federativa no se va a defraudar», enfatizó.

Riquelme Solís dijo que se tienen los números para evitar que Morena y la 4T tengan la mayoría calificada, y que, «como hasta ahora lo han hecho, a partir de esta próxima legislatura se pueda evitar que sigan modificando nuestra constitución bajo ocurrencias, falta de institucionalidad y proyectos tirados al vacío».

En entrevista telefónica, el gobernador dijo que se ha acercado con los ganadores del tricolor para pedirles hacer un «bloque opositor» en la segunda mitad del sexenio de López Obrador.

«Así lo he dialogado con ellos; será un frente opositor que cuide los intereses de Coahuila y de México, que proteja al más necesitado, pero que también dé certidumbre a las inversiones».

En las elecciones del pasado domingo, la preferencia electoral fue para el PRI en cinco de los siete distritos federales de Coahuila; le siguió, con dos, la coalición Juntos Hacemos Historia (Morena, PT y PVEM).

Ante ello, el gobernador de Coahuila refirió a que la votación en la entidad fue clara, y por ello dijo no estar de acuerdo con las declaraciones del presidente de su partido a nivel nacional.

«Coahuila tendrá a partir del 1 de septiembre ocho diputados, cinco de mayoría relativa y tres de representación proporcional, que lo mismo votaron por ellos en las colonias populares como en las de clase media y alta; a todos ellos deben responder, a la ciudadanía que ha otorgado un gran respaldo al PRI, y debemos responder con mucha cercanía a los intereses locales, obligados también a cuidar los nacionales.

«Por ende, no estoy de acuerdo en el diálogo que marca Alejandro Moreno, presidente de mi partido, con el ejecutivo federal como franco y abierto, y obvio mucho menos en lo oscurito», expuso.

FRENTE OPOSITOR

Fue claro al señalar que el diálogo que se puede emprender con la Cuarta Transformación «debe ser encabezado por el frente opositor y deberá convenir al interés público nacional y por ende de la entidad que representa».

«En Coahuila somos muy respetuosos de las instituciones; así fuimos formados, pero debemos entender que el clamor ciudadano en las urnas al menos aquí en nuestro estado fue para lograr curules que formen un verdadero contrapeso», dijo.

Reiteró que el PRI en Coahuila fue favorecido con casi el 40 % de los votos en la elección federal, «mismos que a su vez elevaron el porcentaje en la segunda circunscripción, por ello hay calidad moral para decir las cosas como son», finalizó.

Leave a Reply

Your email address will not be published.